sumotosa consejos de seguridad para un verdadero motero

En algunas ocasiones es común sentir dolor en la espalda al momento de conducir motocicleta y todo se debe a una mala postura cuando ruedas en ella, para evitar dolencias en espalda, cuello o brazos, debes cuidar la postura de tu cuerpo en tu vehículo, no solo por comodidad, sino también para favorecer tu seguridad y la de los demás actores de la movilidad en la vía.

Postura estándar: Con esta postura podrás mantener el equilibrio cuando manejas tu motocicleta. Consiste en tener la espalda y el cuello rectos, los brazos con los codos levemente flexionados y las manos sosteniendo los agarres. Aquí la postura de las manos es importante, acomódala en una posición natural en el manillar sin doblar las muñecas hacia arriba para evitar el adormecimiento. Esto posibilita relajar los hombros y la cabeza para enfocar la mirada en una dirección.

Con acompañante: Es una postura segura e ideal para viajar con un parrillero. Inclina la espalda ligeramente hacia delante y los pies se sostienen con firmeza para ocupar la resistencia de los músculos en las piernas. Pon los brazos de manera natural para maniobrar los agarres.

De confort: es cómoda y especialmente recomendada para rodar a velocidades bajas. La espalda está en posición libre y ligeramente reclinada, sin curvaturas. Los pies van hacia delante y las manos sujetan los agarres con firmeza.

Como tips adicionales te recomendamos algunos factores a tener en cuenta para ser un actor vial que cuida la vida en la vía, y que, además, es consciente de sus posturas y el buen manejo de su vehículo. 

Espalda: debe estar recta​. Entre más inclinado estés hacia el manubrio de tu moto, alcanzarás velocidades mayores. Sin embargo, se reduce la capacidad de frenado y reacción responsable ante los inconvenientes.

Ojos: mantén la mirada hacia delante, siempre puesta en la dirección hacia la que te diriges.

Manos: se deben mantener en los centros de los agarres, de modo que puedas maniobrar fácilmente la moto y sus controles. Evita doblar las muñecas para que no se afecten tus tendones.

Cadera: al estar sentado, mantén una posición que te ayude a manejar las manijas y el freno, pero no vuelques todo tu peso sobre la cadera y los glúteos.

Codos: estos van ligeramente flexionados, pero relajados.

Pies: ponlos firmes en los estribos o deja que descansen ligeramente sobre el freno. 

Rodillas: estas deben ir cerca del tanque de combustible de la moto para mantener el equilibrio.

Ten siempre en cuenta que la posición en que debes conservar el tronco, las manos, las piernas y la cabeza se mantiene. En todos los casos, debes usar tus músculos principales para relajar los hombros y los brazos y ayudar a tu cabeza a mantenerse firme.

No lo olvides, en SUMOTO S.A encuentras todos los repuestos genuinos para tu motocicleta, fabricados con la mejor calidad y con garantía, por lo que podrás conducir con total tranquilidad y seguridad.

    chatear
    ¿Necesitas ayuda?
    Hola, ¿En qué te puedo ayudar?